El Gobierno acelera el ritmo del gasto para reactivar la economía

Aunque casi todas las áreas muestran todavía una subejecución presupuestaria, en el último mes la Casa Rosada liberó más partidas; la decisión oficial apunta a utilizar todos los recursos previstos

0
12641

Se resolvió hace aproximadamente tres semanas en una reunión del gabinete económico con el presidente Mauricio Macri en Olivos: pasados los primeros cuatro meses de gobierno y con un resultado fiscal primario que muestra parcialmente los resultados del fuerte ajuste del gasto, era el momento de comenzar a abrir la caja y volcar más fondos a la calle. Hay otros motivos que apuntalaron esa decisión, como la necesidad de recuperar la iniciativa política y empujar la economía, que según pronostican algunos estudios privados podría cerrar este año con un retroceso apenas inferior al 2% del producto, toda una mala noticia para el Gobierno.

Del encuentro participaron los ministros Alfonso Prat-Gay (Hacienda) y Rogelio Frigerio (Interior), junto a Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, los coordinadores de la jefatura de Gabinete en cuestiones económicas.

Un funcionario cercano a ese grupo que pidió reserva de su nombre lo puso en estos términos: “Hubo un sobreajuste violento en la primera parte del año y ahora hay más margen. La decisión es salir a gastar para usar el presupuesto”, explicó.

Los números del Ministerio de Hacienda muestran ahora un mayor interés que hace un mes por usar la plata del Estado. Aunque casi todas las carteras aún muestran una subejecución de sus recursos (así se denomina cuando un área usa menos fondos de los que debería si se hiciera un empleo cronológico de ellos), también evidencian un mayor ritmo del gasto en el último mes.

La Dirección Nacional de Vialidad (DNV), una de las mayores cajas del Estado, con fondos disponibles por $ 25.693,08 millones para hacer y reparar rutas en todo el país, usó hasta el jueves pasado un 40% de sus recursos y se acerca al nivel teórico ideal para esta fecha del año, cuando a fines de abril sólo había empleado un 27% y estaba lejos del 33% recomendable.

El Ministerio de Educación y Deportes, por caso, usó 30% de los $ 83.708,59 millones disponibles para este año, por lo que aceleró en 10 puntos porcentuales el gasto en el último mes. Algo similar ocurrió con el Ministerio de Ciencia y Tecnología y con la cartera de Modernización, entre otros.

En tanto, el Ministerio del Interior, que maneja Rogelio Frigerio y tiene a cargo además de la relación con las provincias algunas áreas clave para las aspiraciones del Gobierno, como la construcción de viviendas y el tendido de redes para agua potable y cloacas, usó hasta el 23 de mayo el 18% de sus $ 41.294,27 millones, según una fuente oficial. Hace un mes había empleado sólo un 7 por ciento.

Frigerio fue uno de los ministros que más insistieron en el cambio de rumbo. En el primer trimestre se impuso la mirada del titular de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, interesado en mostrar una reducción del déficit fiscal que había dejado la administración de Cristina Kirchner.

Pero si se tienen en cuenta la renta de la Anses y las utilidades del Banco Central, el resultado financiero de abril tuvo un déficit de $ 17.074,9 millones. Se trata de una disminución interanual del rojo de 7028,5 millones de pesos. “El déficit se está achicando a un ritmo más rápido que lo previsto pero no pensamos modificar la meta”, explicó días atrás Vladimir Werning, jefe de gabinete de la Secretaría de Política Económica.

Sobre ese terreno insistió Frigerio, que le repitió en varias conversaciones al presidente Macri que no tendría grandes resultados para mostrar si el Ministerio de Hacienda no aceleraba la firma de certificados de obra, algo que ahora comenzó a ocurrir.

Usar los fondos

Otros tres ministerios consultados por LA NACION respondieron de manera similar. En todos los casos, también, remarcaron que su intención era utilizar todos los fondos disponibles en lo que resta del año.

Al mismo tiempo, el Gobierno comenzó a cancelar las deudas con el sector de la construcción que había heredado del kirchnerismo. A principios de año le había puesto un freno al giro de fondos que, según fuentes empresarias, colaboró para que el sector prescindiera de unos 30.000 empleos.

“Los pagos de Vialidad están llegando bien. Ya desembolsó $ 2500 millones, mientras que en el resto de los sectores [vivienda y obras públicas] se están normalizando los pagos. En general se está reactivando cada día un poco la actividad”, explicó en declaraciones a LA NACION Juan Chediack, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) y uno de los que negociaron con el Gobierno por los pasivos con ese gremio.

Pese al golpe de timón en el ritmo del gasto del Estado, sin embargo, los números oficiales aún muestran la preeminencia de Prat-Gay sobre otros sectores. Hay un ejemplo sintomático de esa situación: si se mide el uso de los recursos del Estado de acuerdo con su finalidad, la mayor porción se destinó al pago de la deuda pública, cuyas partidas utilizaron ya 52% de lo disponible y lideran por mucho la lista, seguida desde lejos por la asistencia a servicios sociales.

Tres áreas que marcan el giro

En varios ministerios el gasto de mayo muestra un avance

40%

Gastó Vialidad

El área, que moviliza obras en todo el país, tiene un presupuesto de $ 25.690,08 millones para este año. A fines de abril había gastado 27% y este mes muestra una fuerte aceleración

30%

Educación y Deportes

En el último mes la utilización de los fondos presupuestados creció a un mayor ritmo. Hasta abril había gastado sólo 20%

18%

Uso Interior

Si el área a cargo de Frigerio sólo había usado hasta el mes pasado 7% del presupuesto del área, de $ 41.294 millones de pesos. Ese porcentaje se duplicó más en mayo, lo que muestra el giro en materia presupuestaria

Deja un comentario