Rugby Championship. Los Pumas fueron víctimas del potencial de los All Blacks: cayeron 57-22

Jugaron un buen primer tiempo, pero no pudieron sostener el ritmo; por momentos, pusieron en aprietos a los hombres de negro, que finalmente terminaron apoyando ocho tries; el próximo sábado, ante los Wallabies

0
1157

HAMILTON.- Los Pumas sufrieron a los All Blacks en todo su esplendor. Si el entrenador de Nueva Zelanda, Steve Hansen, reclamaba mayor rodaje y que se afianzaran sus jugadores, hoy sentirá que el trabajo está realizado. El equipo de Daniel Hourcade jugó un gran primer tiempo y llegó a estar arriba en varios pasajes, pero en el complemento, cuando los locales aceleraron, fueron imbatibles.

La victoria fue 57-22 para los hombres de negro que apoyaron ocho tries, cuatro de ellos en el segundo tiempo. Pese a la derrota, el equipo argentino puede continuar sacando conclusiones positivas. Lo realizado en la primera parte es lo que pretenden jugadores y cuerpo técnico: manejar la pelota, ser firmes en la marca, tener la posesión y estar arriba marcador. Eso sí, quedará pendiente ser protagonistas ante este formidable equipo durante un pasaje mayor del partido. A diferencia de los últimos cruces, esta vez el encuentro estuvo resuelto a los 10 minutos del segundo tiempo, cuando los All Blacks marcaron dos tries sucesivos.

Un dato para no pasar por alto: nunca antes en la historia la Argentina le había anotado 22 puntos a Nueva Zelanda, como ocurrió hoy. Fueron gracias a un try de Cordero (a los minutos de partido), más la conversión y los penales deNicolás Sánchez.

Los hinchas que colmaron el Waikato Stadium se fueron felices por volver a ver a los All Blacks en esta ciudad, después de un puñado de años. Sufrieron cuando los Pumas estaban arriba, pero se deleitaron cuando el show fue de ellos. Los tries de Julian Savea -lleva marcados nueve ante los Pumas- Ben Smith (dos), Beauden Barrett, Ryan Crotty (dos), Charlie Faumuina y Luke Romano quedarán en el recuerdo para una goleada que les costó en el comienzo, pero que en el final fue justificada.

Deja un comentario