Usan ultrasonidos para reactivar el cerebro de un hombre que estuvo en coma

La técnica se vale de tal estimulación sonora para excitar las neuronas en el tálamo, una estructura con forma de huevo que sirve como núcleo central del cerebro para el procesamiento de información.

0
4186
Un hombre de 25 años que se recuperaba de un coma ha hecho un notable progreso justo tras un tratamiento experimental para poner en marcha su cerebro usando ultrasonidos.

Un hombre de 25 años que se recuperaba de un coma ha hecho un notable progreso justo tras un tratamiento experimental para poner en marcha su cerebro usando ultrasonidos.

La técnica se vale de tal estimulación sonora para excitar las neuronas en el tálamo, una estructura con forma de huevo que sirve como núcleo central del cerebro para el procesamiento de información.

Hasta ahora, la única forma de lograr esto era una arriesgada operación quirúrgica conocida como estimulación cerebral profunda, en la que se implantan electrodos directamente dentro del tálamo.

La técnica empleada por el equipo de Martin Monti, profesor de psicología y neurocirugía de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), Estados Unidos, actúa específicamente en el tálamo pero no es invasiva.

Por sus ventajas, la nueva técnica podría convertirse en la terapia más idónea para esta reactivación en pacientes con daños cerebrales graves.

Tal como advierte Monti, aunque para él y sus colegas no ha resultado una sorpresa el resultado positivo obtenido hasta ahora con la nueva técnica, conviene matizar que esta requiere más estudios sobre pacientes adicionales antes de que se pueda determinar que es útil para ayudar a otras personas que se recuperan de comas, descartándose así que este primer éxito se deba solo a que casualmente el paciente ya estuviera recobrándose espontáneamente cuando se le aplicó el tratamiento.

La técnica fue iniciada por Alexander Bystritsky, un profesor de psiquiatría y ciencias del biocomportamiento de la UCLA, y coautor del estudio.

Bystritsky es también fundador de Brainsonix, en Sherman Oaks, California, una compañía que proporcionó el dispositivo que los investigadores usaron en el estudio.

El aparato, con un tamaño parecido al de un platillo de taza de café, crea una pequeña esfera de energía acústica que puede ser dirigida hacia regiones diferentes del cerebro para excitar el tejido cerebral.

Para el nuevo estudio, los investigadores lo colocaron junto a la cabeza del hombre y lo activaron 10 veces durante intervalos de 30 segundos, en un periodo total de 10 minutos.

El dispositivo no es peligroso porque emite solo una pequeña cantidad de energía.

Deja un comentario